Playa Roja de Santorini: fuego en la arena

La Playa Roja de Santorini, estratos de hierro derrumbados sobre el mar turquesa

Un volcán parece seguir ardiendo en el mar Egeo en la playa Roja de Santorini. A pesar de las espléndidas aguas que rodean a las más famosas Islas Cícladas, tanto por su color turquesa como por su mansedumbre y temperatura, el origen geológico de los archipiélagos dista mucho de haber formado playas de idílica arena dorada.

Santorini, la isla de los atardeceres mágicos desde lo alto de su caldera, cae poco a poco hacia sur, norte y oeste hasta llegar suavemente al nivel del mar en forma de curiosas playas.

El origen volcánico de la isla ha teñido las costas de diferentes colores. En el extremo suroeste de Santorini, cerca de las ruinas de Akrotiri, esta playa se formó por la erosión y el desprendimiento de la montaña de sedimentos ferrosos. Estos derrumbes dejaron al descubierto unos estratos rojizos, tanto en la pared que la circunda como en el arenal de guijarros que compone el fondo de la Playa Roja.

Entre las virtudes de la Playa Roja: sin acceso rodado y con un agua cristalina

La Playa Roja no tiene acceso rodado, hay que llegar a ella caminando entre rocas, sudando bastante a la solana del verano egeo. Lo más hermoso es la vista al llegar: los intensos colores rojizos de la playa y la montaña contrastan con el azul cristalino de las aguas, el azul radiante del cielo y los grises del resto de colinas cercanas.

A pesar del poco espacio entre el agua y la abrupta pared, muchos veraneantes eligen alquilar en la Playa Roja sus tumbonas. Y eso que no es una playa cómoda para el baño, a pesar de lo impresionante de su imagen: no es conveniente andar descalzo porque las piedras no son cantos rodados, sino cortantes, y los vecinos de sombrilla están demasiado cerca.

Una de las playas más cálidas de Santorini

Sí resulta asombrosamente atractiva para cualquier tipo de inmersión, sea submarinismo o “snorkel”, por lo límpidas que son sus aguas y el resplandor de su lecho. El acantilado que aprisiona la Playa Roja provoca, además, que el sol y el calor se concentren en este pequeño rincón de las Islas Cícladas.

Si esperamos a la tarde, veremos una de las puestas de sol más ardientes y espectaculares del mundo. También podemos optar por acceder a la playa en barco y evitarnos el tumulto de la orilla.

La mayoría de la gente que visita Santorini hace también una parada en Mykonos, la hermosa isla de los molinos de viento y las paredes encaladas.

3 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s