La Ljubljana nocturna más alternativa y transgresora

La noche para los españoles es difícil en Europa. Más allá de nuestras fronteras, los horarios de marcha se vuelven estrictos y el alcohol, prohibitivo. Observamos en ocasiones, escandalizados, cómo recorremos centros históricos desiertos después de la hora de Cenicienta. Con suerte, nos topamos con la sempiterna taberna irlandesa. Pero pocas urbes continentales se comparan con nuestra forma de vivir, ni siquiera en la que pensamos tan cercana Italia.

Ljubljana, sin embargo, tiene una sorpresa guardada para nosotros. Si el boulevard sobre el río Ljubljanica, a la altura de la plaza (trg) Prešernov se llena de bulliciosas y elegantes terrazas estivales que ofrecen sofisticados cócteles hasta que comienza la madrugada, en un barrio no tan céntrico pero cercano, Metelkova, podemos seguir la fiesta de una forma muy diferente.

Mezcla de la vida hippie de la Christiania de Copenhague y de la juerga nocturna y alternativa de Berlín, nadie apostaría a que cultura nocturna más transgresora e irreverente la ofrece esta pequeña capital balcánica. La extravagancia comienza por la propia ubicación de sus locales: lo que durante un siglo fue un cuartel militar (primero del Imperio Austro-húngaro y luego del Ejército Yugoslavo del Mariscal Tito), es desde mediados de los ’90 un espacio autogestionado por movimientos y asociaciones culturales de cualquier adscripción.

En los diferentes barracones, decorados de modo vanguardista y con un colorido llamativo y atrevido, podemos peregrinar desde un local de música electrónica hasta otro de ambiente gay. Caminaremos entre las indumentarias más variopintas: desde siniestros hasta cuidados harapientos. Si paseamos a plena luz del día, a última hora de la mañana o sobremesa, quizás tengamos incluso la sensación de vagabundear entre zombies: Metelkova no es recomendable para quienes no sean tolerantes con los resacosos y sustancias, cuanto menos, alegales.

Galerías de arte, foros, conferencias, actuaciones, conciertos de jazz, eventos al aire libre… todas las tendencias tienen cabida en Metelkova, de día o de noche. Hasta medianoche, algo inaudito en la Europa Central, podremos “nochear” en Eslovenia por semana; los viernes y los sábados, Metelkova nos acoge hasta bien entrada la madrugada: al menos, hasta las cuatro. Gala Hala, Channel Zero, Klub Monokel, Klub Gromka, Galería Alkatraz… La tímida y discreta Ljubljana engaña: va un paso muy por delante en cultura alternativa.

 

Y más sobre Eslovenia en:

https://laurifog.wordpress.com/2012/07/25/el-ensueno-esloveno/

https://laurifog.wordpress.com/2012/06/10/el-mar-sin-playas-de-eslovenia/
https://laurifog.wordpress.com/2015/02/07/el-koper-balcanico-la-capodistria-veneciana/

4 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s